El Día Mundial de la Risa fue creado en 1998 por el Dr. Madan Kataria, fundador del movimiento de Yoga de la Risa en todo el mundo. Su popularidad ha crecido de manera exponencial y este movimiento de Yoga de la Risa cuenta ahora con más de 6.000 clubes de la risa en más de 70 países.

Pero, ¿Por qué el primer domingo de mayo se celebra el Día Mundial de la Risa?

Cada primer domingo de mayo desde 1998 se celebra el Día Mundial de la Risa. La celebración de esta efeméride es una manifestación positiva para la paz del mundo y su objetivo es crear una conciencia global de la hermandad y la amistad a través de la risa.

Ventajas de reír.
La risa tiene muchas ventajas, entre las que se destacan:

❗ Se liberan hormonas y neurotransmisores, como la oxitocina, la serotonina, dopamina y endorfinas. Las cuales juegan un papel fundamental en el estado anímico. De este modo nos reduce la angustia e incrementa la autoestima. Además a nivel físico ventila los pulmones, reduce la glucosa en sangre, aumenta el ritmo cardiaco y disminuye la presión arterial.

❗ Reír es gratis.
En el cerebro, la risa, se dirige hacia la amígdala (el centro de las emociones), poniendo en marcha después la zona del córtex -que es la destinada a los procesos intelectuales- y de ahí a la zona del cerebro que activa la sonrisa o la carcajada (núcleo acúmbeo). Esto depende del estado de ánimo, de la personalidad o la ausencia de trastornos psicológicos.

❗ Algunos estudios indican que reír eleva el número de sustancias neurotransmisoras, y parece haber una correlación entre la risa y la disminución de la enfermedad de Alzheimer.
Asimismo, genera endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina, todas ellas hormonas que contribuyen al bienestar físico.

❗ Cuando reímos porque estamos alegres, nuestro cerebro libera endorfinas, lo que produce efectos beneficiosos para el organismo. Las endorfinas son conocidas como hormonas de la felicidad. La risa limita también la producción de una hormona denominada cortisol (responsable del estrés), y libera dopamina en el cerebro, un neurotransmisor asociado a la agilidad mental al mejorar las conexiones neuronales.

❗ Reír fortalece el sistema cardiovacular que al relajar el tono vascular de las arterias y elevar el flujo sanguíneo. Esto resulta en una mejor oxigenación de la sangre.

Trucos para reír más a menudo.

😁 Conocer y tomar conciencia de nuestro sentido del humor.
Ser capaz de reconocer qué es lo que despierta una carcajada a cada uno en concreto. Es abrirnos a un estado de conciencia donde la risa tiene más cabida, para mejorar nuestro estado de ánimo, que habitualmente está estresado en la sociedad en que vivimos.

😁 Relacionarnos con aquellos recuerdos y situaciones que nos hacen sentir alegres y nos conectan nuestro sentido del humor.

😁 Rodearnos de personas que nos transmitan felicidad y nos ayuden a conectar con nuestro sentido del humor. La risa es contagiosa y si nos rodeamos de personas felices, nos contagiaremos de ella.

😁 Buscar momentos de juego y diversión. El juego es una actividad placentera que nos ayuda a conectar con nuestro niño interior. Jugando nos desinhibimos y dejamos fluir nuestra imaginación y emociones. El juego es el motor del desarrollo y puede hacerse a cualquier edad.

😁 Practica la sonrisa.
Tradicionalmente se ha creído que sonreíamos porque estábamos felices; no obstante, numerosos estudios han demostrado que esta relación funciona de manera bidireccional. Es decir, si sonreímos es mucho más fácil que acabemos sintiéndonos felices.

😁 El propio lenguaje de la risa. Crea un código compartido con piropos o muecas simpáticas.

😁 Contagia tu risa. Cuando reímos con la pareja nos sincronizamos modulando la risa. La medicina china utiliza esta gimnasia: ríe con cada vocal “jaja, jeje, jiji, jojo, juju”.

😁 Mírate al espejo, sácate la lengua, guíñate un ojo, exagera tus defectos hasta que te partas de risa.

Vivimos en una época en la que el ritmo de vida es acelerado y, a menudo, estresante. Por lo tanto, es normal llegar a sentirnos agobiados y «desconectados» de nuestra esencia. En esas situaciones en las que «ya no podemos más» hay un aliado muy simple, pero con un efecto poderoso: la risa. Sí, al igual que ciertas técnicas budistas, la risa también es capaz de ayudarnos.

Así como la meditación, la atención plena y el mindfulness pueden aportar beneficios a la salud física y psicológica, también se ha comprobado que la risa realiza un aporte significativo en nuestras vidas.