El confinamiento, es una situación en donde en nuestros hogares actuales no nos habíamos enfrentado, no hay un manual de instrucciones sobre qué hacer en estos casos de confinamiento en casa con niños. Sin embargo, reflexionar sobre cómo nos puede influir a nosotros y a nuestros hijos e hijas puede ayudarnos a afrontarlo de una manera más llevadera e incluso favorecer que disfrutemos de esta situación especial.

Una vez que los niños saben por qué tienen que quedarse en casa y no pueden ir al jardín, a la escuela, al parque, por qué no pueden ver a sus abuelos, a sus amigos, etc., ¿Cómo manejamos esta situación en casa? ¿Qué hacer cuando las emociones les pueden desbordar? ¿Cómo hacer para calmar a los niños, niñas y tranquilizarlos cuando los adultos también estamos nerviosos y a ratos sobrepasados?

Podemos empezar por cuando podamos, estar atentos y en un momento adecuado, preguntarles cómo están, si hay algo que les preocupa, que les de miedo, que echan de menos, etc. No demos por hecho que vaya a haber algo o que van a sentir emociones más desagradables que agradables, no lo sabemos. Dejémonos sorprender por lo que nos digan. En esos momentos es importante trasmitirles seguridad y calma, pues desde ese punto, es más fácil crear un clima de confianza para que se sientan seguros y puedan expresarse.

Cuando les hayamos preguntado, es bueno dejar un momento para que reflexionen y así poder escuchar y valorar sin juzgar lo que nos dicen. Los miedos que tengan, igual que los que tenemos los adultos, van a variar en cada uno. Cada niño y niña estará viviendo está situación de una manera única. No hay que quitarle importancia, nuestros hijos deben sentir que le hemos escuchado y que no es una tontería lo que está diciendo.

Dejar que expresen lo que les pasa, escucharles con la calma que podamos y que nos permita el momento. Es importante no decir frases del tipo, no llores, no te enfades, tranquilízate. Más bien es aconsejable dejar que las emociones pasen y se calmen, si nos pasa a los adultos, con más razón a los niños.

Puede que nos cuenten muy rápidamente y con mucha naturalidad lo que piensan o quizá tienen dificultad en expresar lo que están sintiendo. Cada persona tiene su ritmo. Es importante respetarlo, dejarles su espacio sin agobiar.

A veces es difícil poner en palabras lo que nos pasa por dentro. Podemos ayudarles a que expresen poniendo ejemplos de cómo nos sentimos nosotros, contando pequeñas historias, metáforas o cuentos que les ayuden a comprender con su corta edad algo de lo que necesiten para atravesar mejor esta situación. También podemos usar dibujos, pinturas, o inventarnos cuentos haciéndoles partícipes a ellos, usando a personajes ficticio.

Que no se nos olvide que lo que más le gusta a un niño y niña es jugar. Intentar tener momentos de juego, que puedan hacer cosas con las que disfruten, va a hacer que estos momentos no sean tan difíciles y que incluso los podamos convertir en momentos divertidos y agradables.

Podemos jugar a juegos dirigidos, juegos de mesa, pero también a juegos que se inventen ellos o que inventen juntos en familia. Habrá momentos que no podamos jugar con ellos porque tengamos que estar tele-trabajando o a otras muchas cosas, sin embargo, no es malo que se aburran, incluso puede ser hasta bueno porque favorece que salga toda la creatividad que llevan dentro.

Junto a todo lo anterior dicho, también puede aumentar su grado de bienestar el mantener una rutina dentro de casa en este tiempo de coronavirus y de confinamiento. Continuar con un horario y que ellos sepan cuál es ese horario les va ayudar a tener una estabilidad y estructura. Algo muy importante para que sientan que a pesar de todo el caos que hay fuera, en su pequeño (o no tan pequeño) mundo las cosas siguen teniendo un orden. Eso nos ayuda a sentirnos más seguros.

Es importante recordar que cada uno lo hace lo mejor que puede y esta situación nos está poniendo frente a momentos que nunca hemos vivido. Sin embargo, si notamos que la situación nos está sobrepasando, siempre se puede pedir ayuda profesional.

Te dejamos unos consejos de cosas que se pueden comenzar a hacer con los niños y niñas confinadas en casa por el coronavirus.

✅ Preguntarles, escucharles y valorar lo que dicen para favorecer que se expresen y así sentir que pueden contar contigo.

✅ Jugar/Buscar momentos de ocio tanto en familia como ellos solos.

✅ Evitar sobreexposición de información.

✅ Mantener una rutina.

✅ Cuidarnos para poderles cuidar.

✅ Pedir ayuda profesional si la situación nos desborda.

La situación que estamos viviendo es complicada y, a veces, difícil de gestionar. Estar confinados en casa seguramente no es nuestro plan ideal, pero igual que a los niños y niñas les encanta jugar sea donde sea, para nosotros esta experiencia puede ser una oportunidad para recordar que cosas son con las que disfrutamos estando en casa y en familia.

Fuente: https://www.psicologiamadrid.es/blog/articulos/psicologia-y-coronavirus/ninos-en-confinamiento-en-casa-por-covid-19-consejos-y-recomendaciones