No todos los productos etiquetados como saludables lo son

Hace unos años, la vaselina líquida apareció entre las recomendaciones para aliñar ensaladas y bajar de peso, ya que, por su origen mineral, no se absorbe y no aporta calorías. Sin embargo, el reemplazo del aceite por ella puede ser riesgoso, advierte la doctora María José Escaffi, nutrióloga del Centro de Nutrición y Bariátrica de Clínica Las Condes, pues puede tener efectos tóxicos, al ser un subproducto del petróleo.

Ese y otros productos llamados "saludables" pueden no ser tales si no se utilizan de forma moderada. Con el aceite o leche de coco pasa algo similar. “Si bien efectivamente pueden aportar muchos nutrientes que son positivos para el organismo, su consumo debe ser moderado, porque estos productos tienen un alto porcentaje de grasas saturadas que supera incluso al aporte de la carne roja”.

Las dietas supuestamente desintoxicantes, que buscan "limpiar" el organismo, y recomiendan alimentarse sólo con batidos de fruta, por ejemplo, lo único que consiguen es un desbalance nutricional.

De acuerdo a la especialista, los alimentos "saludables" más consumidos en Chile, son los procesados, cuando lo ideal sería una dieta balanceada, rica en frutas y verduras y alejada de los azúcares refinados. “Vemos un alto consumo de productos diet o light, lo que implica una disminución de un 25% o hasta 50% de azúcar, grasa o calorías versus el alimento original. Pero eso no significa que sea saludable, a pesar de tener esta disminución”, dice.

También se debe tener precaución con aquellas etiquetas que indican que un alimento es "alto en fibra", pues suelen ser a la vez ricos en azúcar y grasa. “Junto con la propiedad saludable esconden características negativas que pasan desapercibidas si no sabemos leer el etiquetado nutricional. Por eso es fundamental la educación”, enfatiza.